viernes, 22 de julio de 2011

Retroatelier - Manifiesto (II)





PARTE II: SACANDO LO MEJOR DE UNA MALA SITUACIÓN

Tranquilos, queridos señores y señoras, no teman por nuestra salud mental que no es más que la forma en que solemos sentirnos. A medida que crecíamos cansados de derramar amargas lágrimas y lamentando las adversidades, nos alzamos con determinación para conocer la inevitable necesidad de tener que sacar lo mejor de esta mala situación. En un repentino destello de embrujado ingenio y sabiduría, recordamos el anterior pasaje eclesiástico y, observándolo desde una perspectiva totalmente nueva, se convirtió en la piedra angular de nuestra plataforma creativa. 

Muchos lo dejan en manos de esos genios altisonantes, o por lo menos aquellos que se describen como profesionales, con tal de dejar la huella de su preciosa creación en la historia. Nosotros, en cambio, hemos elegido hacer de la historia misma nuestro hogar, por así decirlo, canalizando nuestras energías en la recreación retro. Nuestras motivaciones surgen del deseo personal de invocar el espíritu de algunas gloriosas eras pasadas, infundiendo en nuestro trabajo lo mejor que tienen por ofrecer, por la noble causa de promulgar nuestras fuentes de inspiración... [...]

 La grandeza y el patetismo no tienen lugar en nuestro mundo, con la sola excepción de este manifiesto. Sin embargo, estamos convencidos de que nos perdonarán esta momentánea aberración. No somos quién para tomar el nombre del arte en vano, ya hay demasiada gente que lo hace por nosotros.
Ahora que lo pienso, nuestro género podría ser clasificado como magia. Algunos lo hacen con espejos, otros torturan conejos, y nosotros creamos ilusiones a nuestra manera, para llevarlas después ante sus ojos con un movimiento grácil del ratón del ordenador.
 
 Nuestra inspiración se nutre de recuerdos y nostalgia. Nuestros objetivos son sorprenderle, deleitarle y, posiblemente, inspirarle, para que nos devuelva una sonrisa agradecida y le lleve hasta un latido de nostalgia melancólica. Ésa es la forma en que se juega, damas y caballeros, tan simple como eso.


Entonces, con todo esto en mente, ¡VÁMONOS AL PASADO!


http://www.retroatelier.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario